Dentro de los ejes fundamentales para su operación, la compañía cuenta con un estricto Sistema de Gestión Ambiental (SGA), mediante el cual vela por el resguardo del entorno natural y de las comunidades aledañas a sus faenas. Se implementa desde la etapa de diseño y considera la dimensión ambiental y social en todos los nuevos proyectos de inversión. También, incorpora aspectos fundamentales como la protección de áreas ambientalmente sensibles, el cumplimiento de la normativa aplicable, el resguardo del patrimonio arqueológico y cultural, y la no afectación de los estilos de vida, costumbres y tradiciones de las localidades vecinas, junto a otros aspectos ambientales.

SQM se ha preocupado de que todas sus nuevas iniciativas o modificaciones importantes de proyectos en ejecución realicen sus evaluaciones ambientales, contando a la fecha con 53 proyectos evaluados y aprobados ambientalmente, desde la promulgación de la Ley 19.300 sobre Bases Generales del Medio Ambiente en 1994.



• Monitoreo de Flamencos, Laguna Puilar, Salar de Atacama
• Flores de Tamarugos, Salar de Bellavista / Región de Tarapacá